miércoles, 4 de febrero de 2009

ESTAMOS TRATANDO

Centro de Caracas foto tomada de www.tiwy.com

Es verdad, estamos haciendo el intento, nos esforzamos mucho y en medio de la frustración, nos reponemos y seguimos adelante, a veces sentimos que lo estamos logrando, otras nos olvidamos de todo derrotados.

Así, lo constaté el domingo cuando un grupo de vecinos se detuvo frente a mi edificio, cantando aguinaldos –todavía en febrero-, en plena celebración de la paradura del niño.

Y es que a pesar de la paralizadora inseguridad que todos sentimos en las calles de Caracas, la gente, el de a pié, es decir todos, hacemos grandes esfuerzos por seguir adelante y sobreponernos, salir a la calle a celebrar nuestras tradiciones y costumbres, que se encuentran allá atrás, en el último resquicio de nuestros recuerdos, con una densa capa de bruma que las hace borrosas, entre otras cosas porque hemos resuelto atrincherarnos atemorizados en nuestras casas.

Si, así fue el domingo en la noche, un grupo de vecinos, entre los que se contaban niños, ancianos, mujeres y hombres, cargando al Niño Jesús en una manta, cantando aguinaldos acompañados por el cuatro, con caras sonrientes y desafiando el miedo, la suciedad de la calle, y la tentadora programación de la televisión, salieron a la calle a enseñarnos que sí se puede ser ciudadano, que sí tenemos el derecho de estar en la calle, no solo para protestar y salir a comprar algo, sino para celebrar y compartir, para hacer nuestro lo que es nuestro desde siempre y que el miedo nos ha robado.

Desde hace algunos años, y en medio de tanta adversidad, veo como es que realmente la mayoría de la gente no se detiene, y la situación actual que vive el país, esa que nos hace repetir hasta el cansancio y casi ya sin pensarlo….Que Aquí no se puede vivir…, termina siendo una letanía que la mayoría se resiste a aceptar.

Aquí 27 millones de venezolanos, realmente tratamos, y logramos en la mayoría de los casos, vivir diariamente, y es realmente un esfuerzo muy loable pues estamos acosados por el crimen y por la constante violencia y amenaza a nuestras libertades y a nuestra estabilidad, amenazas que emanan, para nuestro gran pesar, de quienes elegimos para garantizar precisamente lo contrario.

De esa forma, desafiándolo todo, salimos todos los días a trabajar, vamos al cine, comemos, nos reímos y sufrimos, nos montamos en el metro y en los maltrechos autobuses, comemos perros calientes en la calle, y arepas en la areperas, vamos a los juegos de baseball, salimos a restaurantes y discotecas, visitamos a los amigos y familiares y tratamos pues, tratamos de que todo continúe.

No nos equivoquemos, también nos angustiamos terriblemente por las amenazas constantes a nuestra seguridad, a nuestra privacidad y derechos en general, por la violencia que desde el poder se nos inflige a todos a diario, y sin embargo el domingo hubo paradura del niño, no solo en dónde yo vivo, sino en otras calles de la ciudad, calles donde la gente no se rinde, calles que se llenan de gente para vivir cada vez que las condiciones se prestan.

Mientras otros piensan en detener al país, y con solo una palabra mal dicha en un juego de softball logran paralizarlo, la gente está haciendo planes para Carnaval, las empresas tienen una cantidad inmensa de planes para el futuro, y todo sigue adelante sin mas pausas que las impuestas, con miedo eso si, pero sin pausa.

En este país hay gente creando obras musicales excepcionales y ejecutándolas aún mejor, hay escritores talentosos haciendo su oficio, diseñadores gráficos que dan cátedra en todo el continente, médicos que hacen la diferencia trabajando en hospitales públicos, abogados excepcionales que disertan sobre las teorías legales más modernas, arquitectos diseñando los edificios más espectaculares e ingenieros construyendo y organizando de todo, hay plomeros que se fajan de sol a sol, y obreros recogiendo la basura todos los días, en fin todas las mañanas la calle se hace pequeña de la cantidad de gente de todos los oficios que sale a buscarse la vida y a negarse a que los resentidos se adueñen por completo del país.

Así es, así ocurre aquí, y sin embargo, mientras todos le ponemos todo lo que tenemos, en medio de condiciones casi nunca favorables, condiciones de cuasi guerra, condiciones de destrucción de las mas elementales instituciones y certezas, condiciones que nos presentan los mil y un obstáculos en todos los ámbitos y a todas horas, mientras los venezolanos los sorteamos todos, quienes nos gobiernan, han decidido ser la suma de tales obstáculo, y así hacen su mayor esfuerzo, utilizando nuestro dinero, para destruir nuestras esperanzas, acabar con nuestros sueños, y permanentemente amenazar con violentar nuestros derechos, reventando a puño limpio y muchas puñaladas traperas lo único que puede garantizarnos, a todos, la tan necesaria igualdad, destruyen nuestra garantía de vida, la legalidad.

Es así como una inmensa brecha se abre entre unos y otros, entre los que gobiernan hoy, y el resto de los ciudadanos, pues mientras los vecinos celebran la paradura del niño e intentan seguir viviendo, seguir adelante y hacer suyas las ciudades, los verdaderos enemigos del pueblo, escondidos detrás de un discurso que no es mas que eso, desatienden las necesidades de la gente, y celebran descaradamente, restregándonos en la cara su propio oprobio, esa es la tragedia nacional, y aún así los venezolanos seguiremos adelante.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido IERL:
Me parece muy bien enfocado y escrito el tema.
Pienso que es necesario incentivar a nuestros compatriotas a colaborar en el esfuerzo para lograr el necesario cambio en la situación que nos oprime y nos destruye.

JIRR

Anónimo dijo...

Hola Iván, querido colega, querido amigo!!!

Estaba pendiente de escribirte desde hacía días, pero quería tener los minutos apropiados y la tranquilidad para transmitirte mi mensaje de año nuevo.

Primero que nada quiero darte las gracias por incluirme en tu lista de amigos y colegas, a quién amablemente les envias tus escritos y reportajes publicados en tu blog, sencillamente son espectaculatres, no solo adecuados a la realidad de esta venezuela adorada que estamos viviendo, sino prácticos, elegantes, y divertidos.

Tu último reportaje despidiendo el 2008, me pareció bellísimo no solo por humano y sencillo que fue, sino por que evidencia el cumplimiento de tus logros y objetivos, y además tu estabilidad personal al lado de tu esposa, tienes un hogar lindo y lo trasmites, eso es importante; por lo tanto te deseo lo mejor, Ivan en este 2009, que sigas cosechando éxitos profesionales, personales, y que tus metas y sueños se hagan realidad. Espero que dios nos permita estar en contacto por muchos años!!!

Un Abrazote

Isabel

Anónimo dijo...

Mi pana: Creo que es uno de los mejores que has escrito. De verdad te felicito. Un abrazo!

Anónimo dijo...

Mi amor esta mañana temprano leí este post: es maravilloso! Te felicito, te amo y te admiro! Está muy bien escrito excepto por los acentos en los más.
Tu Raque

Jacqueline dijo...

Feliz San Valentin y mucha suerte mañana

Besos Ivan ♥