martes, 25 de noviembre de 2008

VOTAR EN VENEZUELA



A las 4:00 am, se inicia el día, los fuegos artificiales me despiertan, me levanto angustiado por el estruendo, una vez más el abuso de quien tiene el poder, se desborda en mi ciudad, y con el fin de amedrentarme, cansarme y desmoralizarme, me levanta de madrugada, solo para que constante que de nuevo le darán a mi candidato una paliza.

Esta vez no hay “Diana” en mi vecindario, me salvé este año.

Luego de un rápido desayuno en la panadería: Cachitos, una chicha y un cafecito para “mi amorcia” salgo en mi carro , tengo que cruzar la ciudad pues mi voto lo ejerzo en un Centro Electoral de otro Municipio, es que, nunca me cambié, básicamente porque me gusta el centro electoral donde voto y porque me da mucho miedo que el CNE me desaparezca, ó me ponga a votar en una ciudad a la que no pueda ir.

En Venezuela, votar se ha convertido en un asunto de alta tecnología, las máquinas tienen pantallas que al tacto permiten confirmar el voto y ejercerlo, en mi Municipio se eligen 10 cargos en ésta ocasión, Gobernador de Estado, Alcalde, Alcalde del Engendro Legal que es el Distrito Metropolitano de Caracas, y Legisladores de todos estos ámbitos territoriales. Éste país es federal aunque lo disimulamos muy bien.

Te marcan tu huella dactilar en el aparato capta huellas, igual al de los gringos en inmigración, pasas a la mesa elctoral, con el corazón que se te sale del pecho, te buscan en el libro, por un segundo te "cagas" y dices: ¿ Y si no aparezco?, pero bueno; si sales, firmas, otra vez tu huella, esta vez con tinta, y pa dentro.

Frente a la máquina te sientes como si fueras a meter la pata en el cajero automático mas importante de tu vida, el corazón late duro, pura emoción, marcas tu cosa, no sale el que tu quieres, vuelves a marcar, ahora sí, ése es..., la máquina te pregunta ¿CONFIRMAR?, muy democrática, así que confirmas y VOTAS, inmediatamente ésta cosa escupe un papelito, por segundos crees que te va a decir cuanto te queda en tu cuenta, y esperas que sea mas de lo que recuerdas, pero claro, esa es tu imaginación, lo que dice es que votaste por una gente.

Metes tu papelito en la urna, te manchan el dedo meñique en tinta azul indeleble (como el de la foto de ésta entrada), y LISTO, eso es votar en Venezuela.

Una vez que votas te vas para tu casa, enciendes el televisor y comienza el viacrucis en pro de obtener información, los venezolanos, en vez de dar y recibir proyecciones de cómo va la cosa en los 22 Estados, qué candidatos se ven más favorecidos por las “encuestas a boca de urna”, en vez de que los canales de TV nos pongan esos gráficos magníficos que hemos visto en otras latitudes, nos vemos obligados a desarrollar un 6to sentido, de modo de ver en el gesto pequeño, en la mirada hacia abajo, en lo que llamamos el ”carómetro”, nuestra proyección personal, ¡Ves ese tipo perdió!, no le ves la cara, está como arrecho……. Mira…. Que vá, se está riedo mucho, ese ya sabe que ganó…. Y así vamos adivinando lo que va a pasar, siempre llenos de dudas de si el gobierno esta vez nos hará trampa otra vez, y tapando soles con el mismo dedo meñique que nos mancharon de azul indeleble.

Luego cuando ya no aguantas mas, te metes en internet, a ver que dice BBC, que dice CNN, que dice CARACOL de Colombia. Coño…. Nadie dice nada….. y es que el CNE no permite que nadie publique cifra alguna hasta que ellos den el primer boletín, así que te ves sometido a buscar en fuentes no necesariamente confiables.

En esta ocasión pulularon los Blog con resultados de toda índole, unos daban ganador hasta a Roberto Smith en el Estado Vargas, donde la verdad fue que le dieron una paliza, otros decían que Miranda lo ganaba el del PSUV, cuando la feliz verdad es que ganó quien queríamos que ganara, y así transcurre la tarde, cada minuto mas tenso que el anterior.

Las votaciones se cierran a las 4 pm, siempre hay sitios donde a las 10 pm aún votan personas, y no es sino hasta las 12 de la noche pasadas, que el CNE se digna a dar resultados preliminares, justo cuando ya estamos totalmente molidos, y vencidos moralmente.

Año tras año, se nos ha venido sometiendo a la misma tensión, a la misma carga de frustración, a la misma impotencia y a la misma desinformación por largas horas de espera inclemente, sin que los particulares podamos dar nuestras proyecciones públicamente, es como una especie de “loop” al infinito, como en la película aquella en la que un reportero tiene que ir a cubrir la salida de un fulano castor que te dice cómo será el invierno, y por alguna artimaña, chavista seguro, el tipo se levanta todos los días y la situación es exactamente igual a la del día anterior para siempre, bueno nuestra frecuencia es anual no diaria, y sin embargo resulta aterradora.

La experiencia electoral en Venezuela, se ha vuelto un poco excesiva, sin embargo, reivindico el voto como la última herramienta democrática que estoy dispuesto a perder, y es precisamente con ella que se ha logrado casi todo en éste país, desde hace ya 50 años ininterrumpidos, no estoy dispuesto a dejarla de usar ni a perderla.

Estoy listo para descansar 1 año, y salir a lo mismo, un domingo de noviembre ó diciembre de 2009.

3 comentarios:

Miguel Yanes dijo...

El Carómetro.... esa es la forma nuestra para r haciendo las proyecciones, porque la verdad es que el CNE, con tanta tecnología no es muy rápido que se diga....

Anónimo dijo...

Días despues, ya sabemos que Carlos Ocariz es el Alcalde de Sucre, Henrique Capriles es el Gobernador de Miranda y Antonio Ledezma el Alaclde Metropolitano. además de victorias en Zulia, Carabobo, Nueva Esparta, y Táchira. Al fin vemos algo de luz.... lástima quelos estados y municipios que aún no se dan cuenta del horror Chavista.

IERL dijo...

El 15 de febrero de 2009. Con un esquema exactamente igual al que se narra en esta entrada, se perdió la democracia en Venezuela.

Ganó, con ó sin trampa (no sé si hubo mas trampa que la que practicó el gobierno para llegar al referéndum mismo y durante la campaña) la opción de permitir al gobernante actual reelegirse en todas las elecciones que desee, ya se nos proyecta él mismo hasta el 2019, lleno de odio y de deseos de PULVERIZAR a 5 millones de venezolanos que NO estamos de acuerdo con su proyecto.

Es así como termina la libertad y la democracia en Venezuela, y aparece frente a nosotros, con mas claridad que nunca el camino del oprobio y de la destrucción del país.

Hoy la mitad del país celebra el triunfo de la muerte a la constitucionalidad y legalidad, mientras la otra mitad atontada aún por el desenlace terrible, aún no puede ni moverse, atrapada en una trama sin salida.