martes, 15 de enero de 2008

EN EL MAR



En el mar, con sabor a sal, la nariz trancada para no ahogarse, y la turbulencia llena de burbujas de la rompiente, en ocasiones das vueltas sin parar, sin dirección, sin sentido, y con un extraño disfrute de la situación.

Una y otra vez se siente el estruendo de los muchos litros de agua marina, vapuleándote como en una inmensa lavadora, hasta que ya en la orilla, te escupe hasta la arena, donde quedas echado por unos segundos.

Allí, abres tus pulmones al aire puro de la playa, limpias tus ojos del agua salada, revisas, como en un instantáneo “check list”, las partes de tu cuerpo que pudieran haber sido dañadas en el proceso, y habiendo verificado que todo está bien, te levantas y corres denuevo al agua, donde te espera la aventura.

Dentro del aguia, donde apenas tocas el fondo, donde inmensos muros de agua te levantan hasta el cielo, las olas se suceden sin compasión para el inexperto, y sin tregua para el desprevenido. En ocasiones, como la narrada, te revuelca alguna, normalmente brincas con ellas, otras veces te metes por debajo de su turbulencia y sales por el otro lado con la pericia de una foca.

En el mar, con sabor a sal, y la adrenalina en tu piel, a veces hay que lidiar contra la resaca, que empuja hacia adentro, y que, como tantas otras cosas de la vida, toca aceptar y simplemente dejarse llevar, hasta que lo suelte a uno ó pueda uno salirse de su inevitable corriente sin ahogarse, nadar en contra de la corriente es inútil y desaconsejable, es mejor flotar y esperar tu oportunidad.

Hay quienes se arriesgan, otros se quedan en la orilla, otros ni se mojan.

El mar es vida, y la vida es como el mar.

3 comentarios:

EL DEL SUR dijo...

Que maravilla de mar ese que mostrás en la foto, yo quiero bañarme allí.

Carla Mariela dijo...

Estuviste en Choroní? Me parece que tanto la playa como tu excelente descripción de una buena revolcada por las olas se parecen a ese sitio... Me encantó tu post

IERL dijo...

Carla Mariela: Si, efectivamente es Choroní. Mi sitio preferido, Playa Grande. Voy con frecuencia.