martes, 16 de octubre de 2007

ANESTESIA


En una fiesta de bodas, en el muy elegante y típico Salón La Esmeralda, especialmente decorado para la ocasión con tulipanes traídos de Amsterdam, se celebra la unión de Pedro y Graciela, llevan ya 2 años de novios, él es administrador, trabaja en una empresa que hace comida para perros, gana bien; ella es una muchacha muy inteligente, estudió Relaciones Industriales en la Católica, trabaja en RRHH en un Banco, también gana bien.

Hoy es el día de sus sueños y su familia, no escatimó en ofrecerles todo lo mejor, champaña Moet Chandon Brut, Güisqui Old Parr como ya no se veía por estos lares, una selección impecable de sushi, sashimi, y algo de ceviche peruano, la infaltable mesa de quesos traídos de Margarita, vinos, en fin lo mejor, como corresponde a quien se considere gente en Caracas.

Ellos tienen muchos amigos, todos insignes trabajadores de la clase media, quienes por supuesto no dejaron de asistir, el abogado que trabaja en un bufete reconocido de Caracas, el mismo bufete que soborna a todos los funcionarios y jueces; el ingeniero que habla pestes del gobierno y de Chávez pero que está ganando mucho dinero con el gobierno, construyendo como loco gracias a que el ministerio le está pichando todos los proyectos; el médico que hace una labor social increíble en el hospital El Pescozón, no cobra ni lo que le pagan a las cachifas, suele decir, eso si, se está forrando con la venta de los aparatos para diálisis, los cuales va colocando, “haciendo una labor humanitaria” en cada hospital donde logra colarse gracias a un amigo "bolivariano".

También están Darío y Ana, que trabajan en el periódico de mas tiraje en Caracas, ellos saben de primera mano información que casi nadie conoce, lo saben todo, pero se hacen los locos; está Josefina, que se levanta a diario a las 4 a.m. para llegar a su trabajo a tiempo, pero quien se niega a mudarse de la Lagunita, aunque pasa 4 horas diarias de cola para llegar a su trabajo en Los Palos Grandes; y Gerardo el actor, quien está esperando su oportunidad en el exterior, mientras tanto está en la novela del 4, aunque sean suaves con el gobierno. Todos escuálidos, todos en la lista de Tascón y en la Maisanta.

La conversación gira en torno a la maravilla que es ir a cenar a uno de los fabulosos restaurantes del 5to Piso del Tolón ó del Hatillo, todos cuentan los churupos para ver si ésta semana alcanza para pagar la astronómica cuenta de Lola y Astrid & Gastón, tu sabes, donde va todo el mundo, y es que se la pasa full.

Algunos están en lista de espera para una camioneta Prado, un Fiesta ó hasta un Corrolla, Juan dice que en 4 meses podría llegar el suyo, lo único que le preocupa es que pueda ser color amarillo, y es que a pesar de que va a pagar mas de 50 millones de Bs. por el carro, no puede escoger el color. Fernando cuenta que se puso en lista de espera para un BMW, el cual le financia el Banco con ¡0% de inicial! Lo de las Hummer habrá que esperar a que el gobierno dé los dólares.

En diciembre algunos van a esquiar a Canadá, el trámite de la visa es un poco coñazo y ni hablar de la locura de sacarse el Pasaporte Bolivariano, pero: ¡Tu sabes que aquí despues del 24 es horrible, y si Pedrito no esquía este invierno, no nos va a dejar en paz mas nunca, así que hay que ir!, otros se van mas bien al sur, Buenos Aires está de moda, y ¡Es baratísimo! No queda ni un pasaje para ningún destino desde Maiquetía en diciembre, todo está full, ni hablar de Miami.

El chiste de moda en Florida es: ¿Como hace un venezolano para salir de USA con 2 millones de $? …… ¿Debe haber llegado con 4 millones de $.....? jajajajajaja, se ríen todos.

Andrés suele ser el aguafiestas, siempre llega a contarles lo último que dijo Chávez, que si ahora somos un único gobierno con Cuba, que que vaina es esa de andar tomando güisqui, que la propiedad privada no va a ser nada privada, que ahora van a meter las cadenas en el cable, que si el Bolívar fuerte, en fin, lo mismo de los últimos 9 años, será que ahora si?

Josefina le dice siempre que mejor no hable de eso, que es pavoso, total mientras haya real, y esta gente quiera vivir como uno, aquí no va a pasar nada, dice. Todos se ríen a carcajadas, y con el meñique remueven los hielos de sus tragos…… felices…...

La música de siempre suena sin parar, la orquesta toca, toca y toca, los 400 invitados en traje y vestidos largos, enloquecidos, trago en mano comen como si no hubiera mañana, por unas horas olvidan que no hay leche para comprar, que hace un mes no habían huevos en el mercado, que hace rato que no venden mas el desodorante que uno usa, que no hay producción de carne, que la propiedad ahora tiene muchos apellidos, que cerraron un canal de TV, que las FFAA son rojas rojitas, y que el 2 de diciembre tendremos un estado comunista en vez de democrático. Es mejor hacerse el loco, !hay que seguir viviendo!

La fantasía de que la realidad no les alcance, y que la fiesta siga para siempre como en una especie de “loop” alimenta la necesidad de más, y más y más. Es la anestesia de los petrodólares, que lo pueden todo.

Anestesiados seguimos adelante. ¿Dolerá cuando se pase el efecto y se despierte?

8 comentarios:

Sin Anestesia dijo...

Mire amigo, aquí estamos como en el TItanic, esta vaina se hunde y la música sigue sonando.
Este es el único país donde la gente protesta haciendo bailoterapias, y por eso, nos tocan el culo todos los días (perdone la crudeza)
Ya lo dije yo, parece que los aires del Caribe nos tuvieran anestesiados. El 3 de diciembre nos bajaremos los pantalones definitivamente para que sea más fácil la cosa y a llorá pal valle.
Menos mal que a mi no me gusta el güisqui.

Andres Pietri dijo...

Bro, me encantó esta entrega, es uno de las descripciones mas certeras que he leído en mucho tiempo. Me siento completamente identificado con lo que dices, especialmente con el papel de mi homónimo....
un abrazo,

APC

IERL dijo...

Amiga Sin ANESTESIA: No se si estamos como en el Titanic, eso es mucho decir y no quiero convertir esto en un foro político. Ahora bien, ciertamente parece que estamos pendientes de cosas distintas a las que deseamnos para el país, es decir, si las cosas están tan mal, si la amenaza a nuestros derechos es tan fuerte, Qué hacemos enloquecidos en el mundo del consumo y vida de ricos y famosos?

IERL dijo...

Andres: Sé que estamos en la misma página, lo hemos conversado desde hace 5 años. Que bueno que te haya gustado tu el papel de tu homónimo.

Anónimo dijo...

Es impresionante como seguimos sin hacer mucho sino quejarnos, nadie quiere perder su estatus, sin saber que lo perderemos todo igual.

Carla Mariela dijo...

Estamos como anestesiados, el titulo de tu post no pudo ser mejor y refleja la total incoherencia en la que vivimos... como escuché en unas jornadas para ejecutivos en esa misma Quinta Esmeralda, vivimos en un país esquizofrénico, bipolar. Ojala despertemos todos algun día!

José Rangel dijo...

Cierto!!!, ¿Será que alguien me puede despertar?, tengo como 35 años anestesiado y no me puedo levantar de esta horrible pesadilla, esto parece Matrix, donde todos estamos en un mundo irreal, dormidos y siendo consumidos poco a poco. AUXILIOOOOOOO!!!!!!

Anónimo dijo...

Siempre fue asi Venezuela, antes y despues del Viernes Negro, solo que ahora la cosa es mucho peor, idéntico al hundimiento del Titanic, se hundia el barco y la orquesta seguía tocando.....